Tendencias del Mercado

Tecnologías verdes: ¿cómo reducir el consumo de energía con Azion?

Apr 23, 20219 min read

Written by Rachel Kempf (Editor-in-Chief)

Become an expert in edge computing

Si estás en busca de una razón para celebrar este Día de la Tierra, considera esta: a pesar del aumento constante de los dispositivos conectados a Internet y del consumo de datos, las iniciativas ecológicas en el sector tecnológico han logrado evitar el aumento en el consumo de energía. Sin embargo, esto no significa que las empresas deban detener los esfuerzos para reducir su huella de carbono. Al contrario, a medida que nuevas tecnologías permiten, más que nunca, hacer posible una mayor conectividad, es cada vez más importante que las empresas compensen y reduzcan drásticamente el uso de recursos a través de iniciativas de tecnologías verdes (también conocidas como green computing).

En este artículo analizaremos las tecnologías de la información y comunicación (TIC) ecológicas y sustentables al discutir sobre el auge de las tecnologías verdes y de las medidas para reducir el consumo de recursos. Además, explicaremos cómo Azion está tomando medidas concretas para minimizar el consumo y uso de energía a través de su arquitectura y productos como la edge computing, la computación serverless y otras tecnologías avanzadas.

¿Qué son las tecnologías verdes?

Technopedia define las tecnologías verdes como las medidas que mejoran la TI a través de “prácticas de producción ambientalmente sostenibles, computadores de bajo consumo y procedimientos mejorados de eliminación de desechos y reciclaje”. Ese artículo divide esta amplia gama de prácticas en cuatro categorías:

  • Uso ecológico: reducción del consumo de electricidad de computadores y equipos de TI.
  • Eliminación ecológica de desechos: reciclaje, reutilización o eliminación adecuada de equipos no deseados.
  • Diseño ecológico: mejoras en el diseño de dispositivos para hacerlos más eficientes en el consumo de energía.
  • Producción ecológica: minimizar los residuos de fabricación para reducir su impacto en el medio ambiente.

Las tecnologías verdes son una opción para que las compañías puedan alcanzar sus objetivos ambientales, sociales y de gestión corporativa, conocidos como ESG (Environmental, Social and Corporate Governance, en inglés). Investopedia define ESG como “un conjunto de estándares para las operaciones de una empresa que los inversores con conciencia social utilizan para detectar posibles inversiones”. Las tres áreas de interés incluyen el impacto ambiental, el compromiso con los valores sociales, sociales y la gobernanza ética ética. Investopedia también señala que “los criterios ambientales pueden incluir el uso de energía, los desechos, la contaminación, la conservación de los recursos naturales y el trato a los animales por parte de una empresa".

Otro término relacionado es el de TIC sustentable, el cual busca formas en las que la propia TI puede utilizarse para promover iniciativas medioambientales. Un ejemplo de esto es cómo se usan la edge computing y el 5G para crear medidores inteligentes que miden el uso de recursos como el agua y la electricidad, con el fin de minimizar su consumo y maximizar la eficiencia de los recursos.

¿Cuáles son los beneficios de las tecnologías verdes?

A medida que avanzamos hacia un mundo más globalizado y conectado, no se deben subestimar los beneficios de proteger el planeta y buscar la sostenibilidad ambiental. Mejorar la conectividad es una poderosa herramienta para el cambio, pero mientras más conectados estamos, más recursos producimos y consumimos. De hecho, un estudio de la revista Nature predijo que, con las tendencias actuales de uso, las tecnologías de la información y comunicación podrían pasar de producir el 2 % de todas las emisiones globales en 2018 a producir entre el 8 % y el 21 % en 2030.

Además de los evidentes beneficios ambientales, las tecnologías verdes también ofrecen diversas ventajas para los propios negocios que las utilizan; específicamente porque las empresas ambientalmente responsables son recompensadas por los consumidores, los inversores y los gobiernos por igual. Un artículo reciente de Thoughtworks señaló que el 50 % del crecimiento de los bienes de consumo en los últimos cinco años provino de productos ecológicos; el 70 % de los empleados dijo que es más probable que trabajen en una empresa con una agenda respetuosa con el medio ambiente, y las empresas con iniciativas de sostenibilidad tienen un rendimiento superior de sus acciones a largo plazo en comparación con las que no tienen estas iniciativas.

De igual forma, las mismas medidas que mejoran la eficiencia de los recursos, como la reducción de archivos grandes y el almacenamiento en caché, también mejoran el desempeño de la aplicación. La lista de beneficios de las tecnologías verdes que muestra este artículo incluye:

  • Logro de objetivos de sustentabilidad
  • Reducción de costos de infraestructura
  • Optimización del desempeño de la aplicación
  • Aceleración los ciclos de desarrollo con código eficiente
  • Satisfacción de los inversores conscientes del medio ambiente
  • Atracción y retención de talentos con conciencia ecológica

¿Cómo los negocios digitales pueden ser más ecológicos?

Si bien la decisión de ser más ecológicas puede ser obvia para muchas empresas, el camino hacia la sustentabilidad puede ser menos evidente. En última instancia, las empresas y los proveedores tienen la responsabilidad compartida de mejorar la sustentabilidad al reducir las fuentes de uso, que se pueden dividir en cuatro áreas:

  • Servidores
  • Fuentes de energía y sistemas de enfriamiento
  • Redes
  • Dispositivos de almacenamiento

Afortunadamente, a medida que la tecnología se ha vuelto más sofisticada, la eficiencia de cada una de estas áreas ha mejorado considerablemente.

Servidores

Un artículo de Wired, publicado en 2020, señala que de 2010 a 2018, “un servidor promedio consume aproximadamente un cuarto de energía y se necesita aproximadamente un noveno de la energía para almacenar un terabyte de datos”. Llevar los servidores de los data centers locales a la nube y al edge han facilitado el uso de recursos flexibles y virtualizados que mejora la eficiencia de los servidores y, como resultado, reduce las fuentes de energía, así como de enfriamiento necesarias para mantenerlos en funcionamiento.

Fuentes de energía y sistemas de enfriamiento

Además, los propios métodos para generar energía y los sistemas de enfriamiento se han vuelto más eficientes. Los data centers en la nube en hiperescala utilizan cada vez más energía renovable, así como métodos innovadores para generar energía y enfriamiento, como el calor residual reciclado y data center sumergidos bajo el agua. Además, como explica este artículo de STL partners, “podría decirse que un edge data center puede requerir menos energía para la refrigeración, debido a su salida (output) y tamaño. Esto se conoce como enfriamiento "gratuito" y es particularmente relevante en climas más fríos. Unos pocos racks de servidores (edge “data center”) tendrían una mayor superficie por servidor que si se procesara el mismo tamaño de rack en un data center a hiperescala”.

Redes

De una forma similar, la edge computing reduce los recursos necesarios para las redes, ya que disminuye el tráfico en general. Al mover el procesamiento más cerca de donde los datos son generados o requeridos, el tiempo y la energía necesarios para atender cada solicitud se reduce y se mejora el ancho de banda. Esto hace que las redes sean más ecológicas porque, como explica LFE, "el alto consumo de ancho de banda está relacionado con un alto uso de energía y altas emisiones de carbono, ya que utiliza más la red y genera una demanda mayor de energía”.

Almacenamiento

Finalmente, los dispositivos de almacenamientos actuales son considerablemente más eficientes respecto al consumo de energía que sus predecesores. Los antiguos data centers y las CDN a menudo usan un viejo tipo de dispositivo de almacenamiento llamado disco duro (HDD) que lee y escribe los datos mediante el uso de un proceso mecánico en el que los datos son almacenados magnéticamente en discos giratorios, mientras que las instalaciones más modernas (como las edge locations de Azion) usan discos de estado sólido (SSD) que almacenan la información digitalmente. Intel indicó en su reporte que “los SSD regularmente usan menos energía y tienen una mayor duración de la batería porque el acceso a los datos es más rápido y el dispositivo está inactivo con más frecuencia. Con sus discos giratorios, los HDD requieren más energía para iniciar que los SSD”.

¿Cómo Azion reduce el consumo de energía?

Azion se construyó bajo los fundamentos de los modelos serveless y de edge computing para lograr un consumo de energía más eficiente. Edge Application de Azion no solo reduce el ancho de banda con medidas como la optimización de imágenes, almacenamiento en caché eficiente y balanceo de carga, sino que nuestro modelo serverless elimina el desperdicio de recursos al escalar automáticamente para satisfacer las necesidades. Al ejecutar workloads cuándo y dónde son necesarios, las empresas no tienen que aprovisionar recursos en exceso para prepararse para los picos de uso. Como resultado, tanto el ambiente como la empresa se benefician con un menor gasto de energía.

Además de eliminar el desperdicio de recursos y realizar el suministro desde el edge, nuestro producto de computación serverless, Edge Functions, reduce aún más el consumo de energía mediante el uso de multitenancy (múltiples inquilinos) y de memoria altamente optimizada. En lugar de usar una solución basada en contenedores para las tareas de aislamiento, Edge Functions emplea el motor JavaScript V8 que usa sandboxing para crear un ambiente único de ejecución de JavaScript para cada función.

Esto proporciona seguridad y aislamiento para proteger contra filtraciones de datos sin necesidad de ejecutar cada función en su propia máquina virtual o contenedor. Como resultado, se mejora significativamente la eficiencia energética porque no hay necesidad de particionar recursos como CPU, disco I/O, SO y memoria en contenedores separados. También elimina la tarea intensiva de tener que detener y activar los runtimes (tiempos de ejecución) cada vez que se invoca una función.

Conclusión

A medida que aumenta la conectividad y el uso de Internet, también debe aumentar la eficiencia energética en el sector de tecnología e información. Los fabricantes de dispositivos, los proveedores de servicios, los negocios digitales y los usuarios finales deben jugar un papel en la compensación y reducción del costo ambiental de una tecnología cada vez más ávida de datos.

Al acompañar y promover el uso de energía renovable, sistemas de calefacción y enfriamiento innovadores, hardware y software con un uso de energía más eficiente, así como otras medidas de las tecnologías verdes, las empresas que producen, consumen y procesan datos pueden garantizar que las próximas generaciones tecnológicas ayuden a reducir, en lugar de aumentar, el consumo de energía. Cuanto más energía usemos, más importante es tener en cuenta que un gran poder representa una gran responsabilidad.

Was this article helpful?