1 of 20
2 of 20
3 of 20
4 of 20
5 of 20
6 of 20
7 of 20
8 of 20
9 of 20
10 of 20
11 of 20
12 of 20
13 of 20
14 of 20
15 of 20
16 of 20
17 of 20
18 of 20
19 of 20
20 of 20

site

doc

blog

success stories

Blog

¿Cómo la edge computing reduce la latencia en aplicaciones web?

A nadie realmente le gusta esperar por nada, especialmente en el mundo acelerado de hoy. Es por ello que el momento que pasa entre que un usuario hace clic en un enlace a un sitio web y lo ve aparecer en su navegador puede hacer la diferencia entre el éxito o el fracaso de este sitio web. Esos pocos segundos (o milisegundos) cruciales son conocidos como latencia, una de las métricas más importantes para medir el desempeño del suministro de aplicaciones y de la red. Si quieres aprender más sobre este concepto o simplemente quieres saber cómo reducir la latencia, este artículo es para ti.

¿Qué es la latencia?

La latencia es el tiempo que tarda una acción para ejecutarse después de que se ha solicitado o activado. Por ejemplo, si un usuario está comprando en línea y hace clic en “Agregar al carrito”, la latencia es el tiempo que tarda un ítem en aparecer en el carrito de compras del usuario. Mientras que algunos retrasos pueden deberse a factores relacionados con el usuario, como poco ancho de banda o un equipo obsoleto, otros son causados por la red o la aplicación.

  • Latencia de red: es el tiempo que tardan los datos en viajar ida y vuelta hasta el servidor al responder a una solicitud.
  • Latencia de aplicación: es el tiempo que tarda una aplicación para ejecutar solicitudes dentro de un servidor.

¿Por qué es importante reducir la latencia?

Los usuarios hoy en día son cada vez más intolerantes a cualquier retraso mientras usan aplicaciones o navegan por la web. Como resultado, largos períodos de carga pueden provocar que los usuarios abandonen los sitios web prematuramente, lo que se traduce en menos visitas, ventas y conversiones. Además, Google tiene en cuenta la latencia en sus rankings de SEO, por lo que prioriza sitios web que proporcionen una mejor experiencia de usuario. Es más, la latencia puede limitar la productividad de una empresa, al hacer que tanto los empleados como los dispositivos sean menos eficientes en la realización de las tareas.

  • Incrementa visitas, conversiones y ventas
  • Fortalece el desempeño del SEO
  • Mejora la experiencia de usuario
  • Garantiza un trabajo más eficiente

Por último, la reducción de la latencia puede tener un gran impacto en tus resultados, por lo que es fundamental para las empresas mantener la latencia de red y de aplicación al mínimo posible.

¿Qué causa la latencia?

Muchos factores pueden ralentizar el viaje de los datos a través de una red. De igual forma, la distancia y la velocidad no son los únicos factores que afectan el tiempo que te tardas en conducir de un destino a otro. Para los conductores, el tráfico, una construcción, la ruta escogida o cualquier otra parada en la vía puede causar retrasos; también, la congestión en la red, el mal estado del equipo, un enrutamiento ineficiente y la cantidad de hops (saltos) (dispositivos intermedios por donde deben pasar los datos en el camino a su destino) pueden aumentar la latencia de la red.

Además, mientras más pesado sea un sitio web, mayores serán los problemas. Esto sucede porque el contenido personalizado, las imágenes en alta resolución, aplicaciones de terceros y videos podrían necesitar numerosos viajes al servidor para cargar, lo que provoca un aumento exponencial en la latencia.

Mientras muchos de los factores que contribuyen a la latencia pueden ser optimizados individualmente, su impacto puede ser disminuido significativamente al reducir una única variable: la distancia. Las CDN (Content Delivery Networks, redes de distribución de contenido en español) reducen la latencia al almacenar los datos en caché en ubicaciones estratégicas para acortar el viaje de ida y vuelta hasta y desde los usuarios finales.

¿Cómo Azion reduce la latencia?

Azion ayuda a reducir la latencia a través de la edge computing, que es como una CDN en el sentido de que acerca los datos a los usuarios finales. Sin embargo, a diferencia la las CDN tradicionales, las edge locations de Azion combinan data centers con un entorno de IT que puede ejecutar funciones de computación, como tu propio código, almacenamiento en caché de contenido dinámico, aceleración de API u optimización de imágenes adaptadas para varios dispositivos y tipos de navegadores.

Además, Azion maximiza la eficiencia del suministro de contenido con el modelo de computación serveless. Si bien es fácil comprender por qué acercar los servidores a los usuarios puede reducir la latencia, descubrir cómo hacerlo puede ser una tarea difícil. Los patrones de uso pueden cambiar en el tiempo, en formas que son difíciles de predecir. Sin un conocimiento claro de cuándo y cómo se producirán estos cambios, las empresas deben elegir entre desperdiciar dinero en recursos subutilizados o arriesgarse a un desempeño deficiente debido a la sobrecarga de servidores.

Afortunadamente, la computación serverless de Azion proporciona una manera de resolver este dolor de cabeza. Con computación serverless, las empresas solo pagan cuando sus aplicaciones se ejecutan, lo que elimina la necesidad de aprovisionar los servidores anticipadamente. Además, Edge Functions permite a las compañías dividir sus aplicaciones monolíticas en funciones discretas, cada una con un propósito específico y que se ejecuta automáticamente en respuesta a eventos en el edge. Ya que estas funciones son pequeñas y ligeras, el tiempo de procesamiento (y los gastos generales) que se necesitan para ejecutarlas se reducen significativamente.

Conclusión

Serverless y edge computing son la combinación perfecta, ya que permite que las empresas minimicen la latencia de la red al almacenar datos y procesar solicitudes lo más cerca posible de los usuarios finales, sin que las compañías tengan que aprovisionar los servidores con anticipación. La Plataforma de Edge Computing de Azion brinda una suite de productos que mejora la seguridad, proporciona observabilidad y garantiza que aplicaciones, así como sitios web funcionen de la manera más eficiente posible.